El objetivo de la rehabilitación energética de un edificio es mejorar la eficiencia energética y conseguir reducir el consumo de energía.

En las casas de nueva construcción se pone especial interés en los materiales que se deben utilizar para que la edificación sea lo más sostenible posible. En este artículo os explicamos qué es la rehabilitación energética, así como todas las ventajas que conlleva.

¿Qué es la rehabilitación energética?

La rehabilitación energética es el conjunto de actuaciones que pueden realizarse en las instalaciones de un edificio (fachadas, cubiertas, instalaciones) para mejorar el consumo energético y mejorar nuestras facturas de electricidad.

¿Cómo sé si necesito realizar la rehabilitación energética de mi hogar?

Si llevas mucho tiempo sin realizar ninguna reforma en tu domicilio, es aconsejable que tengas en cuenta:

  • El Certificado de Eficiencia Energética, es el documento obligatorio deben tener todas las viviendas, e indica si se cumplen las normativas. El Certificado nos indica las posibles mejoras que se pueden hacer en el edificio y si el consumo y la eficiencia energética es la adecuada en la vivienda.
  • La rehabilitación energética revaloriza la vivienda en el mercado. Si la intención es alquilar o vender aumentará el precio en el mercado.
  • Calcula el ahorro que supondrá la rehabilitación energética en tu vivienda. La inversión puede ser elevada, pero se recuperará a lo largo del tiempo. Por otro lado, existen subvenciones estatales para mejorar la mejora de las viviendas.

Ventajas de la rehabilitación energética

  • Aumento del confort térmico gracias al uso de materiales aislantes.
  • Se reduce el consumo energético.
  • Disminuyen las emisiones contaminantes.
  • Aumento de la vivienda en el mercado
  • Reducción de humedades en la vivienda.
  • Uso de energías renovables, como puede ser la instalación de placas solares para generar electricidad en la vivienda y el uso de energías renovables de biomasa.

¿Qué puedo rehabilitar?

  • Aplicar materiales aislantes en fachadas, suelos y cubiertas elimina los problemas de humedades, sonidos del exterior y evita las pérdidas de frío y calor.
  • Las ventanas evitarán la entrada de las temperaturas del exterior y ayudarán con el aislamiento térmico de tu hogar.
  • Incorporar o cambiar las persianas y toldos mejora la temperatura del interior de la vivienda. Obtendrás mayor confort térmico y disminuirán las facturas de electricidad.
  • Instalar energías renovables (fotovoltaica o térmica) disminuye el consumo energético y se contribuye con el medioambiente.

¿Por qué realizar la rehabilitación energética de mi hogar?

La rehabilitación energética no es obligatoria, pero sí es recomendable. Como hemos explicado con anterioridad son múltiples los beneficios que se obtienen realizando estas modificaciones en el hogar. Reducirán lasfacturas de electricidad, contribuirás con el medioambiente y obtendrás mayor confort en tu hogar.