Índice de contenido

1. Camas abatibles para ahorrar espacio: algunas opciones a tener en cuenta
2. Somieres abatibles: la mejor solución para ganar espacio
↳ 2.1. Partes de un somier abatible
↳ 2.2. Consejos de seguridad
↳ 2.3. Somier abatible vertical
↳ 2.4. Somier abatible horizontal
↳ 2.5. Litera abatible horizontal

La falta de espacio es un problema común en estos locos tiempos de gentrificación en que vivimos. Tanto en apartamentos de grandes ciudades como en segundas residencias, el número limitado de metros cuadrados nos obliga a probar todas las posibilidades de distribución antes de dar ordenar nuestra casa eficiente y confortablemente. La solución es simple y estética, camas abatibles en tu hogar.

Los sistemas de camas abatibles son un recurso infravalorado. Solemos asociar este tipo de muebles con soluciones puntuales para salir del paso y, si bien nos apañarán en momentos puntuales, también nos servirán para darles un uso habitual. El secreto está en utilizar herrajes de calidad.

Camas para ahorrar espacio: algunas opciones a tener en cuenta

ahorrar espacio con camas abatibles
Imagen: Independent Digital News & Media Limited

Antes de meternos de lleno en el mundo de las camas abatibles, quiero comentar algunas alternativas que existen y que tal vez nos puedan interesar. Las camas abatibles no son la única opción para ahorrar espacio, y es importante tener en cuenta la adaptabilidad de cada producto a los distintos ambientes y necesidades.

Una de las opciones más típicas es la cama-nido, que se esconde con un sistema de patas con ruedas debajo de una cama principal. Un remedio práctico que tiene sus inconvenientes: el espacio dedicado a este mueble siempre estará limitado por el tamaño de la cama principal, que obviamente se restará a la superficie total del inmueble; por otro lado, perdemos la posibilidad de tener un canapé para guardar cosas.

Otra opción es emplear un colchón plegable. Este viene en una especie de jaula (la cual se puede usar, en algunos casos, como mesita auxiliar, aunque no suelen ser muy vistosas) que permite mantenerlo recogido (es importante que el colchón no toque el suelo para protegerlo de la humedad y los ácaros) y que a su vez se transforma en el somier. La comodidad y la estética de este tipo de camas no es tan buena como las de una cama tradicional, pero es una solución económica que facilitará alojar invitados puntualmente.

somieres abatibles

En esta lista no podía faltar el clásico sofá-cama, en cuya tecnología se ha innovado mucho últimamente. Ahora podemos elegir entre un amplio abanico de sofás-cama donde encontraremos desde modelos tradicionales, cuyos somieres se despliega desde el asiento, hasta sistemas de herrajes para cama más avanzados en los que el cabecero del sofá se esconde debajo de la cama. Asimismo, existen mecanismos que tumban el sofá entero para convertirlo en cama y estructuras giratorias que convierten una chaise-longe en una cama doble.

El sofá-cama es la solución perfecta si tenemos un invitado que quiere quedarse a dormir. La principal pega que le encuentro es que perjudica la ordenación de los espacios: si el mueble está instalado en el salón, esta habitación no podrá cumplir su función como salón mientras la cama esté extendida. (Aunque… ¿a quién no le apetece disfrutar de la tele del salón desde la cama?).

Por supuesto, una última opción a tener en cuenta es el colchón inflable. Aunque seguramente no sea la solución más recomendable (según mi experiencia), ya que igualmente ocupan cierto espacio guardados, no son demasiado cómodos, no sujetan bien las sábanas, tardan en hincharse, hacen, además, bastante ruido, y algunas veces se desinflan lentamente hasta dejar al usuario acostado sobre el suelo.

Somieres abatibles: la mejor solución para ganar espacio

Como decía antes, una opción que deberíamos considerar seriamente a la hora de resolver la ordenación del espacio son las camas abatibles. Existen dos modelos principales, no con configuración horizontal y otro vertical. La diferencia entre ambos solo afecta a la distribución: mientras la cama horizontal deja más espacio libre en la parte alta de la pared (lugar donde podremos colocar cuadros, estantes, etc.), la vertical deja espacio a los lados (ideal si queremos colocar muebles que se apoyan al suelo, como cómodas, sillones, etc.).

Insisto en que es una cuestión de estudiar la distribución de nuestro hogar, y sin duda el espacio que ocupa el cajón para la cama compensará el espacio que dejará el somier recogido. Ten en cuenta que de esta manera es muy fácil crear nuevas funcionalidades para el hogar.

Por ejemplo, si quieres que tus hijos pequeños tengan más espacio para jugar, el somier abatible convertirá el dormitorio en una habitación de juegos (más adelante me detendré en los mecanismos de seguridad del somier); hay quienes adosan un tablón plegable para que la parte inferior del somier sirva de escritorio cuando este está plegado. Si vives en un estudio o necesitas una habitación para trabajar, la cama abatible puede ayudarte a mantener los dos ambientes divididos: uno para trabajar y otro para dormir.

Partes de un somier abatible

Una cama abatible se compone de varias piezas. Algunas pueden parecer un poco raras, aunque todas cumplen una función muy clara y específica. Te las explico a continuación.

litera abatible
  1. Las placas laterales de la cama abatible deben colocarse a ambos lados del somier, en los lugares donde queramos fijarlo al cajón. En esos puntos será donde pivotará. Las placas están diseñadas para distribuir el peso de la cama sin romperla, y para ello cuenta con un gancho de seguridad, que refuerza la sujeción e impide que el somier se cierre de manera inesperada.
  2. Los pistones a gas son unos dispositivos que ayudan a extraer o guardar la cama con suavidad. El usuario podrá mover el somier junto con el colchón y la ropa de cama sin apenas esfuerzo. Más abajo he puesto un vídeo donde se aprecia la fuerza que realizan los pistones.
  3. Las patas cumplen la función más evidente: hacer que la parte de la cama que se queda en el aire tenga puntos de apoyo. De esta manera el peso acaba perfectamente repartido y se garantiza la durabilidad de la estructura. En el nuevo tipo de pata basculante para somieres que se abaten son tirar del tirador del mueble en el que se oculta la cama abatible, hace que no necesites desplegar las patas del somier manualmente, estas basculan solas.

Es bastante inusual que una cama abatible correctamente montada y tratada con cierto cuidado se rompa. Sin embargo, viene bien saber qué piezas estamos manejando para que conozcamos mejor el mueble y por si alguna vez necesitamos algún repuesto.

Consejos de seguridad

camas abatibles en armarios

Al mencionar que las camas abatibles tienen «tantas» piezas, algunas personas se asustan. Como si un somier ordinario no tuviera piezas. Por eso me gusta proporcionar tres consejos que harán asimilar que los sistemas abatibles son confiables.

La primera norma es: no hace falta que trates el somier abatible con extrema delicadeza. Si los herrajes para muebles de la cama son de calidad y el cajón está bien acoplado, la estructura aguantará perfectamente el peso y los movimientos bruscos. Eso no significa que debamos machacarla con nocturnidad y alevosía. Como cualquier mueble, hay que tratarlo racionalmente: igual que no te pondrías a saltar como un bruto en una cama corriente, un uso normal de la cama abatible no la estropeará en absoluto.

La segunda norma es: comprueba que estén todas las piezas. Cuando quieras comprar un somier abatible, fíjate en que no falte ningún componente y no prescindas de ninguno en el montaje. Como he explicado antes, cada pieza cumple una función muy concreta, y todas se apoyan mutuamente para sostener la estructura de forma adecuada. Observa que no haya nada en mal estado. Periódicamente, comprueba que las piezas continúan bien fijadas y que cumplen su función con eficacia.

La tercera norma es: desconfía de los precios baratos. Es cierto que no siempre las cosas caras son las mejores, pero en el caso de los somieres, cuyas piezas tienen que soportar un peso importante, hay que tener en cuenta que tanto su tecnología de fabricación como los materiales cuestan un dinero. Desconfía también de los sucedáneos. Existen estructuras de literas de una sola pieza metálica que no ofrecen una estabilidad suficiente y se comban con el tiempo. Evita especialmente los somieres que no incluyan ganchos de seguridad ni patas que ayuden a repartir el peso.

Dicho esto, voy a presentaros tres sistemas de somieres abatibles de gran calidad:


Somier abatible vertical

cama abatible vertical

El somier abatible vertical es el típico que aparece en las películas americanas. Lo que parecía un armario es… ¡una cama! Su disposición vertical es perfecta para arrinconarlo y que pase lo más desapercibido posible.

Los accesorios necesarios para montar este somier vertical son un juego de placas laterales para sujetar el somier al mueble en que se vaya a ubicar; la pletina de seguridad roja para sujetar el somier abatible; Por último, el elevador a gas, para que el somier se abata hacia abajo de forma gradual.

Los tamaños disponibles para el somier abatible vertical son:

Otras medidas de somier pueden estar disponibles bajo pedido en la ferretería online BricoBlue.

Somier abatible horizontal

somier abatible horizontal

El somier abatible horizontal suele ganar más protagonismo en las habitaciones, ya que su cajón, al presentarse tumbado, llama más la atención. En su parte inferior, algunas personas instalan una mesa plegable, de modo que, cuando la cama está guardada, la habitación queda rápidamente convertida en un estudio.

Una ubicación bastante habitual para este tipo de somieres es el dormitorio de los hijos: cuando son pequeños, el espacio sirve como habitación de juegos y, conforme crecen, se puede ir creando un ambiente adecuado para estudiar.

Los accesorios necesarios los puedes ver en la página del producto haciendo click aquí. Son los mismos que los de la cama abatible vertical.

Los tamaños disponibles para el somier abatible horizontal son:

Más medidas disponibles bajo pedido en BricoBlue, la ferretería online con más de 20.000 productos relacionados con herrajes, ferretería, maquinaría y tornillería.

Litera abatible horizontal

litera abatible

Si la necesidad de ganarle espacio a tu hogar es acuciante, una opción interesante es la litera abatible horizontal. Con ella se pueden organizar dos camas en un espacio muy reducido. Si los herrajes son de calidad, este sistema puede durar tanto como cualquier otra cama, con la ventaja de su ergonomía.

La litera abatible horizontal es muy utilizada en casas pequeñas donde tienen que convivir dos niños en una misma habitación (la sustitución de dos camas individuales por un mueble abatible hace ganar prácticamente una habitación nueva). También es muy útil para segundas viviendas (apartamentos de playa, casas rurales…), donde suele haber una afluencia más elevada de huéspedes.

A igual que en los tipos de camas abatibles mostradas arriba y se pueden dividir en tres accesorios: juego de placas laterales para sostener el sistema de litera abatible al mueble, el pistón elevador a gas y la pletina roja de seguridad.

La cantidad de diferentes tamaños para literas abatibles es más reducido. Acutalmente BricoBlue dispone de una única medida, aquí puedes ver el plano de medidas del somier de este sistema.

SISTEMA PARA LITERAS ABATIBLES APERTURA HORIZONTAL

Las camas abatibles ofrecen un infinito abanico de posibilidades. Desde poder convertir un mueble en un armario con camas abatibles o incluso llegar a esconder en un mueble una cama abatible de matrimonio o cama doble. El poder de crear muebles funcionales gracias a la magia de los herrajes para muebles ha llegado para quedarse. Hacer uso de estas herramientas hará que tu hogar se convierta en un lugar confortable y estético. Un lugar donde vivir.