¿Quieres aprovechar palés para reconvertirlos en muebles y objetos de decoración para tu casa? La creatividad conjugada con el retorno de lo retro, el amor por lo vintage, las tendencias ecofriendly y la búsqueda de materiales más sostenibles y económicos ha conducido a la popularidad creciente del uso los palés, transformados en toda clase de estructuras para el hogar.

Y ahora bien: has visto palés súperchulos, barnizados, ornamentales, prácticos y estructurales en fotos, en Pinterest, en Instagram y en canales de bricolaje. Pero, ¿qué puedes hacer exactamente con uno? Asegúrate de tener a mano buenas herramientas y colas o sprays de silicona para pegar los palés, u manazas preferido te propone hasta siete ideas.

No olvides aplicar producto para la carcoma a tu palé viejo | Crédito: Alexas Photo/Pixabay

7 formas de aprovechar palés para tu hogar

  • Mueble para la televisión: Ahora que las televisiónes son cada vez más planas y ligeras, una de las mejores formas de aprovechar palés es barnizar y preparar uno de carácter bastante pesado y macizo para convertirse en un mueble para la tele. Su estructura te permitirá ponerle enchufes embutidos, plantas, luces, figuras o lo que quieras.
  • Cocina rústica: Apilando palés y jugando con sus estructuras como si de un rompecabezas se tratase puedes crear tu propia mesa o isla de cocina con un carácter rústico, ideal si te encantan los interiores de madera.
  • Banquitos exteriores: Del tamaño que quieras, pintados de colores, con cojines y tapetes para la comodidad de tus visitantes… los palés pueden convertirse en tus mejores aliados para disfrutar del fresquito y disfrutar del espacio exterior de tu azotea o jardín.
  • Caja de juegos para los más pequeños: Colocados hacia arriba, los palés pueden ser la base para un rincón de juegos, una piscina de pelotas o el lugar en el que guardar sus juguetes. Una caja que incluso podrías situar debajo de una mesa y hacerla extraíble por medio de un tirador y algunas guías.
  • Macetero vertical: Si lo tuyo son las plantas y no tienes demasiado espacio o te apetece innovar, un palé es ideal para pintar, decorar y levantar tu macetero vertical. Si se te mueren siempre las plantas, empieza por los cactus y por los ficus.
  • Estantería para jardinería y bricolaje: Ahora que te has atrevido a iniciarte en estos mundos, ¿qué mejor que tener tus herramientas, semillas y materiales bien apilados y ordenados en tu propia estantería confeccionada a base de palés? Unos cuantos clavos, y a colgar tus cosas bien ordenaditas.
  • Vinoteca: Un palé reciclado te puede servir para confeccionar una vinoteca original y funcional para tu colección de botellas de vino. Puedes coger tornillos y taladro para atornillarlo a la pared o hacerlo de pie, según tu gusto. Al igual que el botellero, puedes cosechar grandes ideas y formas de aprovechar palés en redes sociales como Pinterest.

Imagen de portada | Petras Gagilas/Flickr