¿Montar un despacho para trabajar desde casa te parece un sueño? Según datos del Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo, un 7,4 % de la población ocupada en 2018 en España se acogió a esta modalidad de forma puntual o diaria. Si atendemos solamente a los autónomos de nuestro país, un 16,2 % trabaja sin salir de casa atendiendo a un informe de Gallup.

Para trabajar como freelance el espacio es muy importante. ¿O crees que es buena idea teclear rodeado de calcetines, al lado de la cama o con gente pululando alrededor? Este Manazas viene a sacarte de dudas con los 5 pasos clave para montar un despacho en casa.

Cómo montar un despacho en casa, paso a paso

La comodidad es tu nueva religión: Escoge una habitación fija en casa para transformarla en tu espacio de trabajo. Vacíala y dispón en ella los elementos esenciales para desempeñar tus tareas con productividad o eficacia (sí, sí, nada de tener cerca la consola o la televisión). Recuerda que es tu despacho, no un trastero.

Condiciones ideales: Si puedes, aprovecha la iluminación natural de la ventana (un 80 % más eficaz que la artificial según numerosos estudios). La luminosidad de las lámparas escogidas debe estar entre los 500-1000 lux. Además, lo ideal es que la temperatura esté entre los 22 y los 25 grados. No olvides una adecuada ventilación y un color para las paredes que no resulte estridente ni fatigue tu vista. Los más usuales son neutros como el blanco roto o el gris claro. Ten también en cuenta que el verde potenciará tu creatividad y el azul tu serenidad.

Mobiliario ergonómico: Tu confort es prioritario. Es básico contar con un escritorio o mesa de trabajo, silla profesional, flexo, reposapiés y apoyo lumbar si tienes problemas de espalda, y estanterías o cajones para organizar el día a día. Artículos que puedes encontrar en una ferretería online para facilitar tu vida en el día a día. En especial apostar por una silla de calidad para trabajar es clave para prevenir lesiones musculares y malas posturas.  

Tecnología óptima: Adquiere el ordenador, tableta, convertible, ultrabook, altavoces, módem, impresora, teclado, ratón, pantalla externa o todo aquello que te resulte necesario. No escatimes demasiado en gastos, plantéatelo como una inversión. Tus ojos deben estar a la altura de la pantalla y a unos 40 centímetros de distancia para tener una buena salud.

Verde que te quiero verde: La presencia de plantas en tu hogar te ayuda a conectar con la naturaleza, reduce tu estrés, estimula tu relajación, limpia el aire mejorando su calidad o fomenta tu creatividad. Algunas de las plantas de interior que la propia NASA recomienda son el aloe vera, el ficus, la hiedra inglesa o la palma.

¿Vas a montar tu despacho para trabajar desde casa? ¡Mándame fotos del resultado y las comentaré en el blog!

Imagen de portada | Pixabay