El Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo es la conmemoración del movimiento obrero mundial en la que se realizan numerosas reivindicaciones sociales y laborales a favor de las clases trabajadoras.

Desde este blog quiero rendir mi particular homenaje a las profesiones de siempre, esos oficios antiguos que antes se transmitían a los aprendices en los talleres durante generaciones y que hoy se han reducido porque su actividad se ha visto automatizada o incluso han desaparecido.

Muchos de ellos te pueden ayudar a vivir una vida más consciente, económica, ecológica, sencilla y satisfactoria. Hacer arreglos en casa, diseñar tu propio mobiliario o aumentar el valor y la duración de los objetos cotidianos son las claves de estos oficios antiguos que deberías aprender para tu día a día.

Imagen |  Ian Schneider en Unsplash

Oficios antiguos y de siempre que te pueden resultar muy útiles

Fontanería: Hacer tus pinitos con la fontanería te permitirá reparar el desagüe, instalar riego por goteo para tu huerto, arreglar esa cisterna y un largo etcétera. Si te formas en ello darás un paso más hacia el autoabastecimiento.

Carpintería: Trabajar la madera es una de las actividades humanas más antiguas que existen, por lo que hay múltiples formas y herramientas para dedicarse a ella.

➡️ Todos los materiales y herramientas que necesitas para tus proyectos de bricolaje los tienes en la ferretería online BricoBlue.

Costura: Coser tu propia ropa, hacer arreglos, subir los bajos, reparar prendas antiguas, cambiar botones, replicar patrones que te gusten. Costureras, modistas y sastres siempre han recomendado darle valor a la calidad frente a la cantidad. ¿Por qué no probar con la aguja y el hilo o alguna máquina de coser sencilla para principiantes?

Soldadura: En la actualidad la soldadura continúa teniendo muchas salidas laborales y se trata de un conocimiento especializado relacionado con las estructuras metálicas en el que confluyen industria, electrónica y construcción. Aprender este oficio permite reparar y fabricar toda clase de estructuras.

Cestería: Este es otro de los oficios antiguos más destacados de la humanidad, practicada a partir de tiras o fibras de origen vegetal (mimbre, junco, papiro) y también de origen animal o cabello humano. Un arte para elaborar tus propios canastos con los que ir a la frutería, a la plaza o al huerto, además de decorar tu hogar.

Cerámica: Este material era un bien muy preciado en antiguas civilizaciones y existen vestigios de la prehistoria africanos, asiáticos, americanos y europeos sobre la obra en barro. Hoy en día, aprender cerámica, torno de barro y alfarería te acercará a estas artes manuales relajantes y creativas que te ayudarán a conectar con tu dimensión más imaginativa y crear piezas únicas, tanto funcionales como creativas.

Imagen de portada | Imagen de Annie Spratt on Unsplash