Se acerca el Día del Padre y soy un padre genial y me lo merezco todo. No me juzguéis por no usar lo que me regaláis como vosotros queréis (estoy un poco resentido al respecto).

En fin, prometo aprender a utilizar bien las herramientas de bricolaje (algún día).