La prensa pide explicaciones al autor del tobogán de Estepona (Málaga), más conocido como «el tobogán asesino».

El tobogán tuvo que ser cerrado el mismo día de su inauguración por causar lesiones y quemaduras a los usuarios.

El Manazas se defiende: su próximo proyecto sí que cumplirá las expectativas de la ciudadanía.